Feria del Libro de Parla, 2017

18221811_1521290711275496_4869524207946150614_n
Fotografía por Gemma Serradell

En los días 5, 6 y 7 de mayo tuvo lugar la Feria del Libro de Parla. Ya estuve anunciándolo por las redes sociales, hasta que finalmente llegó. Prometía bastante y, la verdad, las expectativas se cumplieron. El sábado todo el día y el domingo por la mañana fue cuando estuvimos allí. Fuimos varios los autores que participamos en el evento.

 

adfadDesde hacía varias semanas ya sabía que Gema López Sánchez también iba a estar allí firmando Mekronos (recordaréis que hice una reseña, que podéis volver a leer aquí), así que no hace falta decir las ganas que tenía de volver a verla. Y es que, prácticamente desde que la conocí, me une a ella una amistad muy especial. Así que aquí nos tenéis, cada una con sus criaturas, mientras hablábamos de proyectos y otros negocios…

 

werweerwerwe

Se realizaron multitud de actividades orientadas a la cultura en general y a la lectura en particular. Entre ellas, la presentación de los autores que allí nos encontrábamos. Fue una breve charla en la que cada uno dedicó unas palabras a quiénes somos, cuáles son nuestras obras y, en definitiva, lo que quisiéramos decir ante el público parleño.

fshfsh
Alba, Gema y yo en la Feria del Libro de Parla, 2017

Por otro lado, tuve la oportunidad de conocer a una escritora fantástica, y no me refiero solo al género de su trilogía Nándidor. Ella es Alba López Paredes. Ya no es únicamente su calidad como escritora (ya me quedó claro, por sus fans, que es una crack), sino como persona. Es una chica amable, simpática y humilde que además me resolvió un montón de dudas y me ayudó en diferentes aspectos relacionados con promoción, así como técnicos y legales. Da gusto conocer escritores así, tan cercanos y con una sonrisa siempre en la cara. Dicho queda desde ese día que tengo las tres novelas de Nándidor en mi lista de libros pendientes.

wrtw

La Feria del Libro de Parla fue un evento donde también hubo ciertos reencuentros felices, como el que tuve con Patricia Bermejo. Refresco la memoria: fue ella quien dirigió la presentación de El presagio de Horus en la Librería Bravo el pasado febrero (todavía tengo que escribir la crónica…), la misma que escribió Solo quiero que me beses (podéis leer la reseña aquí). Pues bien, en esta ocasión tuve el placer de llevarme a casa su nuevo libro: El sueño de Marlene. Tengo varias novelas a la cola pero, en cuanto lo lea, por supuesto, traeré por aquí la nueva reseña y, si puedo, otras cositas. Me apetece, la verdad.
También me encontré por allí a Adrián y Javi, de la radio Onda Bulevar. Así que, ya veis, ¡dio para mucho!

 

8524d

En cuanto a mí, tanto El presagio de Horus como Scorpio (13 Milímetros) me acompañaron en esta nueva y agradable aventura. Ya no es solo el ambiente literario y el puesto en la mesa de las firmas, sino la posibilidad de adentrarte y conocer más este mundo de las letras. También, como ya he dicho, coincidir con otros escritores. En general, ver a la gente que dedicó su fin de semana a visitar este evento cultural en la ciudad madrileña de Parla. Además tuve la oportunidad de hablar con varias de las librerías que participaron y he de decir que ya tengo algunas cosas en mente. Vamos, que la firma de libros ha resultado ser, se mire por donde se mire, una experiencia muy enriquecedora.

 

El domingo al medio día, formando parte de la ceremonia de clausura, nos invitaron a todos los colaboradores, así como a los ganadores de diferentes actividades y concursos, a subir al escenario. Nos dieron algunos obsequios y nos sacamos varias fotografías que quedarán para el recuerdo. Desde aquí quisiera agradecer, además de a las librerías que acogieron El presagio de Horus, a la organización. En especial a Rubén Cañada, quien desde el primer momento me facilitó las cosas para poder estar allí con ellos.

Como se gritó desde el escenario… ¡Viva la cultura!

6a5s4

Los deseos también se cumplen

Dicen que cuando uno se encuentra a disgusto en un lugar los minutos transcurren más despacio. Por contra se cuenta que, si se disfruta de lo que se está haciendo, el tiempo se transforma en un suspiro. La hora y media que duró ayer la firma de ejemplares pasó ante mis ojos a la velocidad de la luz. Una vez te adentras a la caseta con tus libros encima del mostrador, es muy fácil dejarse llevar por el ensueño. Así me ocurrió con El presagio de Horus

IMG-20160609-WA0087

Podría decir que son muchas las cosas que se te pasan por la cabeza en un momento así, cuando entras a formar parte de un lugar que reúne a tanta gente como la Feria del Libro de Madrid. Cuando escuchas tu nombre por megafonía anunciando el título de tu obra. Cuando la gente va a verte expresamente a ti o cuando son personas que no te conocen de nada pero que ves que se interesan por el libro. Sí, podría decir que son muchos los pensamientos que anidan en tu mente. Sin embargo, todos tienen el mismo factor común: la ilusión.

Por otro lado, cuando eres novel es complicado atraer la atención de un público que normalmente va a lo seguro, centrándose en autores cuyos nombres ya ha recorrido un vasto camino. No obstante estás ahí, ya estás dentro, y con perseverancia, esfuerzo y ánimo, ¿quién sabe?

IMG-20160609-WA0084

La felicidad de ver tu creación convertida en papel ya significa una recompensa implícita. Es preciso saborear el sendero que se abre ante ti. Preciso y precioso. Estos tres eventos pasados han formado parte de mis primeras sensaciones públicas como escritora. No sé si habrá más, no sé si tendré más oportunidades de dar a conocer al mundo esta faceta de mí más allá de mi propia promoción. Me gusta pensar que sí. Al igual que también espero que El presagio de Horus sea tan solo el comienzo. Desde luego, continuaré trabajando. Si algo he aprendido de esta grata experiencia, entre otras muchas cosas, es que los deseos también se cumplen.

Presentación en el Tempo Café Pub

IMG-20160605-WA0006Dicen que una imagen vale más que mil palabras, pero ni con mil imágenes podría expresar lo especial que fue la presentación de los libros ayer en el Tempo Café Pub de Madrid. Por esta razón voy a colocar varias fotos y a acompañarlas con texto, a ver si esta combinación es lo suficientemente efectiva. Mi intención es plasmar lo mejor posible todas las sensaciones que tuvieron lugar en el interior de aquel local. Difícil empresa. Pero me gustan los retos.

 

 

 


IMG_20160605_094522

Empezó hablando MJ Pérez, quien primeramente introdujo una breve autobiografía para después continuar con la presentación de su novela El Guardián entre los mundos. En su blog, cuyo enlace está asociado al nombre de la autora, podéis encontrar la sinopsis del libro. Todavía no he podido leerlo, tal es mi nivel de saturación a causa de los exámenes, pero ya lo tengo conmigo (¡y dedicado!). Estoy muy orgullosa de que este nuevo ejemplar vaya a ocupar un lugar en mi biblioteca particular junto con los grandes autores que allí descansan. Lo leeré en cuanto pueda y procuraré que sea pronto.

Continuando con el orden preestablecido, llegó mi turno. Los pensamientos que invaden a uno cuando no está acostumbrado a hablar en público hacían su acto de presencia, pero fueron marchándose poco a poco a medida que mi intervención se iba a desarrollando. Y al final el micrófono no fue sino uno más detrás de aquella mesa. Si alguno tenéis curiosidad de ver el vídeo, podréis encontrarlo en mi página de Facebook (lo colgaría aquí, pero WordPress no me permite insertar vídeos).

IMG-20160605-WA0009fUn momento muy emotivo fue el que protagonizaron los prologuistas de ambos libros. Ambos presentes, dedicaron unas palabras acerca de su participación en las respectivas obras. La primera en intervenir fue Paula de Vera, también escritora, cuyo prólogo fue escrito para El Guardián entre los mundos. Pero del que yo voy a hablar fue del discurso con el que Álvaro introdujo mi novela, El presagio de Horus. Fueron sentimientos verbalizados, nacidos directamente del corazón. Y creo que, cuando se habla y se escribe con el corazón, uno siempre acierta. Él acertó de pleno y yo no podría estar más contenta ni más orgullosa de todo lo que dijo desde que se hizo con el micrófono hasta que se desprendió de él. Tengo la enorme suerte de haberme hecho también con un vídeo que recoge este instante y que por supuesto compartiré en Facebook. La calidad de esta fotografía no es la mejor del mundo, pero a mí me vale. La alta definición ya la guardo en mis recuerdos.

IMG-20160604-WA0103.jpgA todo esto le sucedió la ronda de preguntas y, después de contestar aquellas que se nos formularon, tanto MJ Pérez como yo nos animamos a la lectura de un pequeño fragmento de nuestros respectivos libros. He de decir que disfruté al compartir con los allí presentes aquellas líneas en voz alta.

Por último, ambas procedimos a la firma y dedicatoria de libros. A través de la cercanía de todos los que acudieron a la presentación, sus buenas palabras y sus sonrisas, pude sentir la calidez a mi alrededor. Una vez más, agradecerles su presencia. Valoro mucho cada vez que alguien decide que quiere dedicar su tiempo a pasarlo conmigo. Y ayer fueron muchos los que quisieron hacerlo, con todo lo que ello significa.

Cuando el evento finalizó, nosotras lo alargamos de un modo extraoficial: ¡había llegado el turno de las fotografías! Tengo tantas en total que me he visto obligada a hacer una selección de las que más me gustan y las que me resultan más cercanas.

IMG-20160604-WA0102

En primer lugar, mis padres y mi hermana. Mis queridísimos padres y hermana. Todos ellos forman parte de los cimientos de lo que soy, partes del alma de mi particular titán Atlas que sostiene mi mundo. Su fuerza, la suma de ellas, está presente en cada ocasión. Siempre.

Mi querida Pilar, la madre de mi chico. Una fotografía que, por su importancia, no podía dejar fuera de la colección. Ya son muchos años y el apoyo que ella me brinda también es muy importante para mí. No podría ser de otra manera.

Y Álvaro… Creo que no tengo nada que añadir al respecto. Si es que ya lo he dicho todo. Y lo que no he dicho se puede leer entre líneas. El lenguaje corporal no miente. No es complicado. ¡Te quiero!

Una mención especial para las personitas que aparecen en estas dos fotografías, además de mi hermana: mis primas Helena y Virginia. Estoy muy, muy contenta de haber podido contar con ellas ayer, así como con mis tíos. Tampoco me me olvido de Fran, aunque no aparezca en las imágenes. A todos ellos, ¡mil gracias!

IMG-20160604-WA0109

¡Mis amigos! Sé de muy buena mano que dejaron de hacer lo que estaban haciendo para poder acudir ayer a la cita. Entre otras cosas, ellas dos estudiar para el lunes. Se examinan de la misma asignatura que yo y una bastante complicada, por cierto. Esto sin hablar de otros quehaceres. A Lucía y a Renata en concreto las metí en un aprieto cuando tuvieron que hablar por el micrófono, ¿verdad? Fue un gran momento, sí señor. Os adoro.

Para dar por concluida esta entrada, simplemente recordar que no me olvido de todos cuantos estuvieron ayer en el Tempo Café Pub y que no he nombrado de un modo individual. También formaron parte de ese conglomerado de ilusión y alegría en el que se transformó la tarde. Por supuesto, no hace falta que diga que la editorial y los que la conforman se encuentran implícitos en estas líneas. Sí, reitero mucho los agradecimientos. Sí, insisto demasiado en las personas. Podría haber activado la opción de “leer más” en lugar de dejar la entrada intacta en toda su longitud, que es bastante. Pero ¿sabéis qué? No he querido. Todos y cada uno de los momentos merecen mostrarse al mismo nivel. Todos merecen el mismo reconocimiento. Para mí el factor humano es imprescindible y así he querido mostrarlo.

El presagio de Horus ansía que os adentréis en su historia, en su mundo, en lo que existe detrás de las letras que crean las palabras que lo narran. Y yo estoy deseando que lo disfrutéis.

Próxima estación: Feria del Libro de Madrid.