Los deseos también se cumplen

Dicen que cuando uno se encuentra a disgusto en un lugar los minutos transcurren más despacio. Por contra se cuenta que, si se disfruta de lo que se está haciendo, el tiempo se transforma en un suspiro. La hora y media que duró ayer la firma de ejemplares pasó ante mis ojos a la velocidad de la luz. Una vez te adentras a la caseta con tus libros encima del mostrador, es muy fácil dejarse llevar por el ensueño. Así me ocurrió con El presagio de Horus

IMG-20160609-WA0087

Podría decir que son muchas las cosas que se te pasan por la cabeza en un momento así, cuando entras a formar parte de un lugar que reúne a tanta gente como la Feria del Libro de Madrid. Cuando escuchas tu nombre por megafonía anunciando el título de tu obra. Cuando la gente va a verte expresamente a ti o cuando son personas que no te conocen de nada pero que ves que se interesan por el libro. Sí, podría decir que son muchos los pensamientos que anidan en tu mente. Sin embargo, todos tienen el mismo factor común: la ilusión.

Por otro lado, cuando eres novel es complicado atraer la atención de un público que normalmente va a lo seguro, centrándose en autores cuyos nombres ya ha recorrido un vasto camino. No obstante estás ahí, ya estás dentro, y con perseverancia, esfuerzo y ánimo, ¿quién sabe?

IMG-20160609-WA0084

La felicidad de ver tu creación convertida en papel ya significa una recompensa implícita. Es preciso saborear el sendero que se abre ante ti. Preciso y precioso. Estos tres eventos pasados han formado parte de mis primeras sensaciones públicas como escritora. No sé si habrá más, no sé si tendré más oportunidades de dar a conocer al mundo esta faceta de mí más allá de mi propia promoción. Me gusta pensar que sí. Al igual que también espero que El presagio de Horus sea tan solo el comienzo. Desde luego, continuaré trabajando. Si algo he aprendido de esta grata experiencia, entre otras muchas cosas, es que los deseos también se cumplen.

Anuncios

Un comentario sobre “Los deseos también se cumplen

  1. ¡Y tu deseo se ha cumplido a lo grande! Menuda novelaza… Me ha gustado mucho. Es un libro que desde la primera página ya atrapa al lector en sus redes. Creo que es uno de los libros que más rápido he leído. En tan sólo dos días y medio. Eso se debe a que no podía parar de leer más que para comer (y a veces ni eso) y dormir. Mi más sincera enhorabuena, Bea.
    Y a los demás os la recomiendo, no cometáis el error de no leerla.
    Espero una segunda parte con ansias.
    Un saludo, Lucía.

    Me gusta

Tus comentarios enriquecen el blog. ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s